Saltar al contenido

LaSalicornia – Fauna de las salinas

Te cuento una curiosidad. La fauna aviforme de las salinas marinas acoge ejemplares tan icónicos como el flamenco, la gaviota, el cormorán, la garza,  o la cigüeñuela.

No hay que olvidar que la localización geográfica de la mayoría de las salinas marinas españolas coincide con rutas migratorias de aves, por lo que estos humedales juegan un papel clave en la preservación de la biodiversidad.

La Salicornia - faunas de las salinas.

Especies acuáticas, entre las que destacan, la dorada, lubina..... Finalmente, la flora salinera acoge plantas muy características como el limonium y los carrizales.

Conforme aumenta la concentración de sales en las lagunas, las condiciones del hábitat se vuelven mucho más restrictivas para la vida animal y vegetal. Se abre paso la vida microscópica halófila, habitada por microorganismos que tienen la capacidad de vivir en ambientes con grandes concentraciones de sales. Responsables de la preciosa gama de colores que se puede disfrutar en los paisajes salineros. Una gama de colores que va del verde profundo al rosa más intenso y cuya paleta cromática es un milagro de la naturaleza.

Los microorganismos extremófilos (bacterias, arqueas y algas capaces de sobrevivir en ambientes extremos) son los que tiñen el agua con el color rosado tan característico de las lagunas donde cristaliza la sal, ya que poseen un pigmento (carotenoide) a través del cual obtienen la energía que necesitan para sobrevivir.

Cuando la salinidad alcanza su punto más álgido hasta estos microorganismos desaparecen. Sin embargo, su presencia previa ha sido clave para la producción de sal ya que esta tonalidad rosada que aportan oscurece el agua, elevando su temperatura por encima de la del ambiente, favoreciendo de esta forma la evaporación e incrementando la productividad de las salinas. Se genera así una simbiosis industria-naturaleza única de manera que la una sin la otra no existiría.

Estos microorganismos, además, juegan otro papel fundamental: son la base alimenticia de los invertebrados que habitan estos humedales, como el crustáceo conocido como Artemia salina que, a su vez, forma parte de la dieta de numerosas aves y peces típicos de salinas, dando lugar así a una gran cadena trófica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *